Saltar al contenido

10 buenos restaurantes en Santa Catalina

Santa Catalina de día

Uno de los barrios más bohemios, cosmopolitas y encantadores de Palma es Santa Catalina. Se trata de un barrio emblemático, de aspecto moderno y desenfadado, con una variada oferta tanto en lo cultural como en lo gastronómico, condición que lo hace muy atractivo para los turistas. Además, está ubicado en una zona cercana al centro de Palma, por lo que se puede llegar fácilmente andando y a través de las múltiples conexiones que ofrece el transporte público.

Es también un lugar con gran historia a sus espaldas (antaño fue un barrio de pescadores) en el que se puede disfrutar de productos locales de sus mercados y restaurantes. También es posible ir de compras, pues allí se encuentran sofisticadas y modernas tiendas donde comprar objetos de decoración, ropa, discos e incluso muebles de estética vintage.

ambiente en Santa Catalina por la noche

Pero, sin duda, hoy en día es uno de los distritos de referencia para acudir a comer o cenar; ya sea una comida de empresa, algo más familiar o incluso una velada romántica. La oferta es tan diversa, amplia y sugerente que tendremos múltiples opciones para pasar día para el recuerdo. Cocina española, latina, europea, mediterránea, asiática o hindú. Los restaurantes en Santa Catalina hacen las delicias en los paladares más exigentes de la ciudad. Una buena muestra de ello son estos diez lugares indispensables.

Cocina latina original y sabrosa en el Millo

 

un plato del restaurante Millo en Santa Catalina

El restaurante Millo es un sitio bonito, cálido y cool que ofrece cocina mestiza de carácter latino. El arte de su cocina está en combinar sabores sin complejos, con ingredientes de gran calidad y sentido estético. Se puede cenar bien por unos 20 o 30 euros por comensal y tiene horario de lunes a sábado de 19:30 a 23:00 horas. Prepárate para degustar platos de origen latino (de Perú, Colombia, México o Cuba) combinados con algunas técnicas culinarias de la cocina española. El restaurante dispone también de una interesante carta de vinos. El local es pequeñito pero acogedor. Se puede reservar vía telefónica y también de forma online.

Deliciosa comida mediterránea italiana en el FABRICK food & more

 

original hamburguesa de pulpo en el restaurante FABRICK FOOD & MORE de Santa Catalina

FABRICK food & more es uno de los restaurantes en Santa Catalina más simpáticos y genuinos de toda Mallorca. Está ubicado en la calle Sant Magí, a pocos metros del Paseo Marítimo, y tiene una atmósfera romántica y confortable en su interior. En él se puede degustar comida mediterránea casera con productos locales frescos del mercado. Su plato estrella es el pulpo, que se cocina de diferentes maneras. Cada semana hay un plato especial de verdura, pasta fresca, carne o pescado. El restaurante tiene un toque bohemio y un precio que oscila entre los 25 y los 40 euros por persona, dependiendo del hambre que manejemos. Se come muy bien.

Comida india de primer nivel en el bonito Krishná – Indian Inspired Food

 

un plato del restaurante krishna de Santa Catalina

Si buscas algo diferente, con un toque exótico y con pinceladas de fusión, te gustará el Krishná, un elegante restaurante llamado así en homenaje a la octava encarnación de Lord Vishnu en el hinduismo. Su especialidad es cocinar pollo con diferentes recetas, todas sabrosas, con claro predominio del picante y mezcla de sabores en sus ingredientes. Son platos de calidad, bien trabajados y en raciones abundantes. Buena relación calidad-precio y notable servicio. A buen seguro no te quedarás con hambre. Se puede reservar por teléfono y a través del formulario de su página web.

Los platos de Bonobono te harán viajar a Italia

 

variado de embutidos y quesos en el restaurante Bonobono de Santa Catalina

Bonobono es un restaurante que se toma muy en serio conseguir ese sabor tan particular de la cocina italiana. Y lo consigue. El menú tiene ese aroma a trattoria italiana que se ha hecho universal. Hablamos de un local acogedor, con esencia familiar, muy colorido y toques rústicos. Su especialidades, obviamente, tienen que ver con la pasta italiana, pero también se puede comer suculentas raciones de carne. Dispone también de embutido de primera calidad. Se puede reservar a través del email y por teléfono. Una cena, si pedimos un buen vino, puede costar entre 20 y 35 euros por comensal.

Cocina española y mediterránea con toques de fusión en Infineat

 

sofisticado plato en el restaurante Infineat de Santa Catalina

Infineat es un restaurante bonito y sofisticado situado también en pleno barrio de Santa Catalina. Es célebre por disponer de una carta bastante amplia y variada, con platos muy elaborados y presentados con indudable estilo. El local es acogedor y perfecto para acudir en pareja o en pequeños grupos. También tiene una bonita terraza en el exterior. La atención al cliente es su sello distintivo. Hay que estar atento a la selección de sugerencias que va variando cada semana. Un restaurante absolutamente recomendable.

La Nueva Burguesa, un buen asador

 

estupenda hamburguesa en La Nueva Burguesa en Santa Catalina

¿Te apetece una buena hamburguesa al punto (o muy hecha) y con toda clase de acompañamientos? Pues no se hable más, La nueva burguesa es tu restaurante. Es un local que no engaña, ahí se va a comer hamburguesas y darse un buen homenaje culinario. Es un sitio con una relación calidad-precio notable, y en el que puedes comer por 10-20 euros hasta quedarte saciado. Además de hamburguesas ofrecen ensaladas, patatas fritas en diferentes variedades, nachos y una amplia gama de salsas. Hay que ir con hambre, eso sí. Ideal para comidas desenfadadas en grupo. Y un dato importante: hay opción vegetariana.

Mas 39, el mejor de la zona para comer marisco

 

sofisticado plato de pulpo en el restaurante MAS 39 de Santa Catalina

Mas 39 es un restaurante a medio camino entre el estilo italiano y la cocina de mar. Vamos a encontrar buenas ensaladas, pulpos, gambas, mejillones, sepias, ostras… los amantes de la cocina que sabe a mar van a disfrutar de lo lindo. Eso sí, es un lugar bastante distinguido situado en buena zona y con calidad. Y todo eso hay que pagarlo. Una cena puede oscilar entre los 30 y los 60 euros, dependiendo de las delicatessen que tomemos. Es un buen sitio para celebrar algo especial o darnos ese homenaje que tanto anhelamos y que ya va siendo hora de cumplirlo.

Deliciosa cocina francesa en A Ma Maison

 

plato del restaurante A Ma Maison de Santa Catalina

A Ma Maison es un coqueto restaurante con esa la esencia de los célebres bistrot franceses. Sirven cocina francesa y tunecina, es decir, carne de todo tipo, patata en sus diferentes estilos, algo de arroces, pescados, cremas… todo presentado de un modo muy minucioso y atractivo. La cocina francesa es muy peculiar y aboga por la calidad y la elegancia. Es un sitio ideal para celebrar algo en pareja. Tiene, como no podía ser de otra manera, una sugerente carta de vinos. El ambiente es sosegado e íntimo; el trato, exquisito. La cena puede ir desde los 15 euros a los 30, dependiendo de la elección del vino.

Wasabi Palma, un japonés no podía faltar en Santa Catalina

 

sushi en el restaurante Wasabi Palma de Santa Catalina

La cocina japonesa siempre tiene sus fieles seguidores y Wasabi Palma, con un estilo que combina lo oriental con lo vanguardista, es un lugar espléndido para saciar el apetito de sushi y derivados. Servicio correcto en la onda japonesa, buena presentación de los platos y gran variedad para elegir. Y sí, además de sushi ofertan otras variedades japonesas. Los postres son realmente buenos. Como toda comida japonesa, hay que preparar la cartera. Si queremos saciar el apetito tendremos que pagar un mínimo de 25 euros. Eso sí, merece la pena.

Xoriguer, un asador de gran categoría

 

suculento plato de carne en el restaurante Xoriguer de Santa Catalina

Xoriguer es un asador especialmente recomendado para los amantes de la carne. La calidad de las piezas cárnicas es su punto fuerte, sabiendo también cómo servirla, algo muy importante para los comensales. Pero no queda ahí la cosa, ofrecen pescado fresco de la zona a un precio competitivo. Interesante variedad de embutidos y amplia carta de vinos, indispensables en este tipo de comidas. Sencillez y buen trato al cliente. Es un comedor tranquilo ideal para comer y mantener luego una buena sobremesa. Recomendable para cenas oficiales.

 

Descubre más buenos restaurantes en Palma