Saltar al contenido

Ferry a Mallorca

ferry-a-Mallorca

Cuando pensamos en viajar a Mallorca la primera opción que se nos ocurre es hacerlo en avión. Es sin duda el medio de transporte más rápido, se pueden encontrar billetes a buen precio, y muchas frecuencias de vuelos, lo que facilita planificar el viaje.

Pero no podemos pasar por alto que Mallorca cuenta con dos excelentes puertos comerciales (Palma y Alcudia), y como veremos, el viaje en barco tiene varias ventajas sobre el avión.

Cómo ir a Mallorca en ferry

Los puertos españoles desde donde salen ferries hacia Mallorca son los de Barcelona, Valencia y Denia (en Alicante). Desde cada uno de ellos zarpan ferries de distintos tipos. Algunos llegan al puerto de Palma, mientras que otros lo hacen al de Alcudia.

Cuánto tarda el ferry a Mallorca

Depende del puerto de salida y destino, y del tipo de barco

Los trayectos de Barcelona a Palma duran entre 6 horas y 20 minutos los más rápidos, y 7 horas y 15 minutos.

Desde Barcelona hasta Alcudia el tiempo es notablemente más corto: unas cinco horas.

Desde Valencia hasta Palma el trayecto dura entre siete y siete horas y media.

Si salimos desde el puerto de Denia la travesía se realiza en cinco horas y media.

Desde Tolón, en el sur de Francia, existe una línea con tres frecuencias semanales que tarda unas 15 horas en efectuar la travesía hasta Alcudia.

Precio del ferry a Mallorca

También depende del puerto de salida, el tipo de barco, o incluso el horario exacto

Lo mejor es comprobar por nosotros mismos la disponibilidad y precio para las fechas en las que querramos viajar. Sin embargo, sí podemos dar una idea de las tarifas habituales.

Desde Barcelona, podemos encontrar billetes a partir de 26€ el trayecto (en butaca), o 69€ por persona en camarote.

Desde Valencia podremos encontrar billetes desde 34€ la butaca o 52€ por persona en camarote.

Desde Denia podremos reservar a partir de 75€ por persona. Al usar fast ferries no hay camarotes disponibles.

El trayecto entre Tolón y Alcudia cuesta a partir de 23€ en butaca, y 89€ por persona en camarote.

Precio del ferry a Mallorca con coche

En este caso es algo más complicado dar una orientación, ya que hay paquetes combinados de coche más uno o varios pasajeros, y frecuentes ofertas que deberíamos saber aprovechar

Aún así, estos serían los precios orientativos.

Saliendo desde Barcelona, podemos encontrar billete y embarque de coche a partir de 49€ si nuestro destino es Palma, y sobre los 100€ si vamos hasta Alcudia.

Desde Valencia el precio ronda los 100€ para un pasajero en butaca y un coche.

La salida desde Denia es la opción más cara unos 180€.

Finalmente, desde Tolón cuesta a partir de 79€ el viaje para un pasajero con coche.

Por qué viajar en ferry a Mallorca

Precio

A pesar del descenso en el precio de los billetes de avión, para el mismo trayecto suele ser más barato el barco

Además, si llevamos mucho equipaje evitaremos el cargo por exceso de equipaje que cobran las compañías aéreas.

En caso de viajar en grupo el precio de compartir un camarote puede abaratar aún más el trayecto.

Coche

Si vamos a necesitar un coche durante nuestra estancia podemos optar por alquilarlo, pero otra buena opción es viajar con el nuestro

Si vamos a necesitarlo varios días frecuentemente será más barato trasladar nuestro coche que alquilar uno, y en muchas ocasiones podremos encontrar ofertas muy interesantes de paquetes combinados de coche y hasta cuatro pasajeros.

Tranquilidad

Los aeropuertos ya suelen ser sinónimos de estrés, prisas y agobios: desde el momento de hacer la reserva y obtener las tarjetas de embarque; llegar al aeropuerto con mucha antelación; facturar, pasar estrictos controles de seguridad y embarcar; estar un buen rato en un sitio cerrado, confiando en no tener compañeros de viaje incómodos; y no hablemos ya si sufrimos algún retraso.

En las terminales marítimas todo suele ser mucho más relajado

El proceso de facturación y embarque es más relajado, y por la propia naturaleza del medio de transporte los controles de seguridad no necesitan ser tan rigurosos e intrusivos como los de los aeropuertos.

Mascotas

Viajar con mascotas en avión puede resultar muy caro, e incluso peligroso para nuestros compañeros peludos. Superado cierto peso el animal no puede viajar en la cabina, lo hará en una de las bodegas de equipaje, y estará solo durante todo el trayecto.

En cambio en los actuales ferries hay espacios adaptados a mascotas, con jaulas grandes y bien ventiladas, e incluso se ofrecen camarotes especialmente adaptados a ellos

Poder viajar sin perder de vista a nuestros animales de compañía añade un plus de tranquilidad.

Diversión en grupo

El viaje en barco puede ser el comienzo de la fiesta con nuestro grupo de amigos

Muchos cuentan con bar a bordo. También los hay con restaurante, piscina, e incluso con barbacoas en cubierta.

Relax

Si por el contrario buscamos la máxima tranquilidad, podemos optar por un camarote (de hasta cuatro personas), donde podremos descansar cómodamente (sobre todo si realizamos una travesía nocturna), leer o ver la tele.

Libertad de movimiento

Viajar en avión ya sabemos lo que implica, sobre todo en trayectos de corta y media duración: estar todo el rato sentado, encajonados entre filas de asientos de cada vez más estrechas, sin apenas posibilidad de levantarse, y viendo el mundo a través de una ventanilla (si hemos pagado el consabido plus por ir sentados al lado de una).

En cambio en ferry podremos pasear por cubierta, sentarnos cómodamente en alguno de los salones del barco o, si viajamos en camarote, dormir plácidamente

Vistas y aire puro

Pocas estampas hay más bellas que una salida o puesta de sol sobre un mar en calma

Con los horarios habituales de los ferries casi seguro que podremos disfrutar de alguna de estas experiencias. Y en todo caso, podremos comenzar nuestro viaje tomando el sol en cubierta mientras respiramos el aire limpio y puro del mar.

Descubre los mejores precios de ferrys a Mallorca

Mallorqueando