Saltar al contenido

Neveras de playa

neveras de playa

Planeamos nuestro día de playa y comenzamos a preparar nuestras cosas: bañadores, toallas, sombrilla… y por supuesto, hay que comer y beber. Incluso si no vamos a estar muchas horas en la playa no podemos olvidar hidratarnos bien y tener a mano algo para comer. Bien porque queramos ahorrarnos un dinerito, bien porque no haya restaurantes o bares cercanos, es muy probable que llevemos nuestra comida y bebida. Y no podemos llevarla de cualquier forma.



Por qué comprar una nevera de playa

Podemos estar tentados de meter la comida o bebida en la misma bolsa donde llevamos las toallas u otros enseres, pero eso no sería una buena idea

La bebida es fácil que moje el resto de pertenencias, a menos que usemos una bolsa con compartimentos separados. Y la comida corre el peligro de que la aplastemos. La mejor opción es contar con una nevera de playa donde llevar en las mejores condiciones nuestra comida y bebida.

Al estar en la playa aunque sea unas pocas horas nuestras pertenencias estarán expuestas un buen rato al calor y al sol. La bebida se calentará y la comida corre el peligro de estropearse. Con una nevera de playa podremos mantener nuestra comida y bebida a salvo de la incidencia directa de los rayos del sol y de la temperatura. 

Tipos

Podemos dividir las neveras de playa en dos tipos principales: las rígidas, fabricadas en algún tipo de material plástico, o las flexibles de tela

  • Las primeras ofrecen mayor protección y aislamiento a cambio de un mayor peso. También son más fáciles de limpiar.

Ver más neveras de playa rígidas en Amazon

  • Las segundas son mucho más flexibles pero de inferiores prestaciones y menos duraderas.

Ver más neveras de playa de tela en Amazon

También deberemos prestar atención al sistema de cierre (que sea robusto y resistente), y a las asas

Las neveras rígidas más pesadas deberán ofrecernos también asideros cómodos y resistentes. Las flexibles pueden presentarse bajo diferentes aspectos: bolsa de mano, bolsa para llevar al hombro, o incluso mochilas.

También deberemos considerar si queremos una nevera con o sin ruedas

En caso de que vayamos a cargarla mucho, y si el camino hasta la playa lo permite, pueden ser una buena opción.

Finalmente podemos encontrar neveras de playa termoeléctricas

Que cuentan con un sistema de refrigeración y podemos enchufar a la corriente o al mechero del coche.

Ver más neveras de playa termoeléctricas en Amazon

Materiales

Las neveras rígidas habitualmente están fabricadas en algún tipo de plástico: polipropileno, polietileno, y similares, con un aislamiento de poliuretano o poliestireno. Pero también podemos encontrar modelos de aluminio.

Las flexibles están elaboradas de un material como EVA o PEVA y un aislante como el polietileno expandido. El exterior puede ser también de plástico o lona o de algún tijo como el poliéster.

Tamaño y compartimentos

Las neveras de playa tienen una gran variedad de capacidades

Las más pequeñas rondan los 13-15 l de capacidad, mientras que las grandes pueden llegar a más de 50 l. La media es entre 25 y 30 l de capacidad, para las neveras rígidas. Las flexibles por su menor resistencia tienen mucha menos, rondando los 20 l las de mayor capacidad.

Las más grandes pueden incorporar compartimentos para tener separada la comida y la bebida, por ejemplo. Las flexibles suelen incluir bolsillos al ser más parecidas en diseño a una bolsa de playa.

También debemos tener en cuenta si vamos a meter cubitos o barras de hielo para mantener el contenido fresco, o acumuladores de frio, que ocupan algo más de espacio pero evitan dejar la nevera llena de agua.

Consejos para elegir tu nevera de playa ideal

Lo primero que deberemos considerar es dónde usaremos principalmente nuestra nevera de playa y qué vamos a meter en ella.

  • Si vamos a usarla para guardar comida y bebida nos convendrá una de mayor tamaño, y a ser posible rígida, para proteger mejor el contenido. El tamaño ya dependerá de si vamos solos o en pareja o si vamos en familia o grupo.
  • Si sólo vamos a guardar bebidas o una pequeña cantidad de comida una nevera de playa flexible será una buena opción porque ahorraremos peso.
  • Si la playa o cala donde vamos a pasar el día es fácilmente accesible una nevera voluminosa no será un inconveniente. Pero si tenemos que recorrer una distancia larga o el camino es poco practicable nos conviene una nevera con fácil sujeción. En ese caso deberíamos considerar una flexible del tipo de una mochila para poder llevarla cómodamente a la espalda.
  • En caso de tener que realizar un desplazamiento largo en coche antes de llegar a la playa puede ser interesante una nevera termoeléctrica. Podremos enchufarla al conector del mechero (o del maletero, si nuestro coche tiene conexión allí) y así ganar un tiempo de refrigeración adicional antes de llegar a nuestro destino.

Las mejores neveras de playa en relación calidad-precio

esonmus, bolsa térmica de 10l

Esta bolsa térmica es perfecta para una o dos personas, o para estar sólo un par de horas en la playa. En su compartimento de 10 l caben varias fiambreras con comida y lleva un bolsillo exterior donde poner una botella de agua o refresco. Alternativamente podemos poner dentro una docena de latas de refresco o varias botellas de agua.

  • Está fabricada en poliéster Oxford resistente al agua y fácilmente limpiable
  • El interior es de lona que protege el aislamiento de película de aluminio
  • Incluye un práctico bolsillo exterior donde guardar los cubiertos
  • Tiene una práctica y cómoda asa de mano, y también una cinta para colgar al hombro

Ventajas: precio, calidad de fabricación.

Contras: no es hermética.

No products found.

ALLCAMP Outdoor Gear, bolsa térmica plegable de 30 l

Otra bolsa térmica pero más sofisticada es esta que nos ofrece ALLCAMP Outdoor Gear. Elaborada en poliéster pesa sólo 1,8 Kg y ofrece bastantes detalles de calidad. La tapa superior incluye una tapa más pequeña de apertura y cierre rápidos. Cuenta también con un bolsillo exterior para los cubiertos. Dispone de unas prácticas asas de mano y una cinta desmontable para llevar al hombro.

  • En sus 30 l de capacidad podemos introducir 20 botellas de medio litro o 40 latas de 33 cl
  • También incluye un par de acumuladores de frio para favorecer el mantenimiento de una temperatura baja
  • Está muy bien fabricada, y además es totalmente plegable, lo que nos ahorra mucho espacio cuando no la necesitamos

Ventajas: muy ligera para su capacidad, calidad de fabricación, plegable.

Contras: no es hermética, no conserva la forma cuando está vacía.

Lifewit, mochila nevera flexible de 26 l

Esta nevera en formato de mochila nos ofrece una buena capacidad (26 l) donde caben 34 latas de 33 cl o media docena de fiambreras. Cuenta además con un buen número de compartimentos adicionales: uno amplio compartimento superior y otro frontal, cerrados con cremallera, más un bolsillo delantero, y mallas laterales donde introducir objetos ligeros.

  • Está fabricada en tejido Oxford lavable de gran calidad y buena manufactura
  • El revestimiento interior es de PEVA y el aislante térmico es espuma EPE de 8mm, lo cual garantiza el mantenimiento de la temperatura durante bastantes horas

Ventajas: capacidad, hermética, comodidad.

Contras: si hace mucho calor el aislamiento no mantiene la temperatura muchas horas.

Campingaz Icetime Plus, nevera portátil de 38 l

Si necesitamos mayores capacidades deberemos pasar ya a las neveras rígidas como esta que nos ofrece la mítica marca Campingaz. Algo más pesada (3,6 Kg), cuenta con asas resistentes para cargar la nevera con la máxima comodidad.

  • El aislamiento es de poliuretano, prestando particular atención a la tapa y la base, por donde se pierde principalmente la refrigeración
  • Este aislamiento, junto con un excelente sellado, permite mantener la temperatura del contenido hasta 30 horas

Ventajas: capacidad, excelente mantenimiento de la temperatura.

Contras: sólo tiene asas laterales.

Coleman 70 Quart Xtreme 5, nevera rígida de 64 l

La marca Coleman nos presenta esta enorme nevera donde podemos meter 100 latas, o una buena cantidad de comida. Su tecnología exclusiva de aislamiento permite mantener la temperatura la friolera de cinco días. Ideal para desplazamientos largos o una estancia de varios días en el campo o en la playa.

  • Su robusta construcción permite usarla como asiento, aguantando hasta 120 Kg de peso
  • También podemos usarla como mesita gracias a los soportes para sujetar vasos o latas
  • Cuenta con dos robustas asas para levantarla, e incluye un práctico sistema de vaciado para extraer el líquido que pueda haberse vertido en su interior sin tener que volcarla

Ventajas: enorme capacidad, increíble mantenimiento de la temperatura varios días.

Contras: bisagras de la tapa algo débiles.

Coleman 50 Quart Xtreme 5, nevera rígida de 47 l con ruedas

Como alternativa de mejor capacidad pero con ruedas tenemos este otro modelo de Coleman. Todo lo dicho para la anterior se aplica a esta: construcción robusta y excelente aislamiento que proporciona hasta cinco días de frio al contenido de la nevera, pero con el añadido de unas ruedas y asa telescópica para arrastrarla.

Ventajas: capacidad, increíble mantenimiento de la temperatura varios días.

Contras: asas laterales poco prácticas para levantarla nevera.

Severin KB 2923, nevera termoeléctrica de 20 ó 28 l, calor/frío

Un paso más allá de la clásica nevera de playa es la nevera de playa enchufable. Este popular modelo de la firma Severin cuenta con conexión de 220V para un enchufe convencional, de 12V para la toma del mechero del coche, e incluso con una conexión USB de 5V, con posibilidad de conectarla a un powerbank de 10.000 mA. Los cables quedan ocultos en unos prácticos compartimentos en la parte superior.

La versión de 28 l de capacidad permite meter 40 latas de refresco o botellas de 2 l de pie. La de 20 l admite botellas de 1,5 l sin problemas

  • Incluye un separador para poder organizar el contenido en la nevera
  • Conectada a 220V proporciona una potencia de 58W, más que suficiente para enfriar a 20º menos que la temperatura ambiente
  • En modo eco consume 8W, que permite alargar bastante el mantenimiento de la temperatura del contenido

Ventajas: enfría bastante conectada a la corriente.

Contras: peso, sin enchufar no mantiene la temperatura muchas horas.

Descubre más modelos de neveras de playa

¡¡Disfruta la playa!!

Calas de Mallorca en donde estrenar tu nevera de playa