Saltar al contenido

Calas y playas del norte de Mallorca

Ver calas y playas de la zona norte

La costa norte de Mallorca tiene en sus dos extremos dos entornos de singular belleza: la península de Formentor, y la península de la Sierra de Levante

Cada una con sus peculiaridades, son dos parajes agrestes en cuyas costas podemos encontrar pequeñas y tranquilas calas, tanto de rocas como de arena.

Entre estas dos penínsulas encontramos las bahías de Pollensa y de Alcudia. La primera, más pequeña, fue una de las cunas del turismo en Mallorca, con su mítico Hotel Formentor. Este rincón de Mallorca, relativamente aislado del resto de la isla por su geografía y el origen distinto de los repobladores cristianos, ha mantenido una particular idiosincrasia que aún se percibe en su carácter y tradiciones.

Hacia el este, al otro lado de la península del Cap des Pinar, encontramos la gran bahía de Alcudia. Aquí podemos encontrar grandes arenales en distinto estado de conservación

Por un lado tenemos la playa de Alcudia, parte de Playa de Muro, y Can Picafort, playas urbanas con una gran cantidad de servicios para el visitante: hoteles, restaurantes, locales comerciales y de ocio.

Pero también hay algunos de los sectores de Playa de Muro, o Son Serra de Marina, que son arenales prácticamente vírgenes. Los vientos y las corrientes han modelado playas de pendientes suaves, pero que cuando soplan vientos fuertes hacen las delicias de los aficionados al windsurf o al kitesurf.

Entre estas dos bahías se fundó la ciudad romana de Pollentia, donde se halla actualmente Alcudia, pero de la que tomó su nombre Pollensa

Desde aquí salían barcos cargados con aceite y vino de Mallorca, muy apreciados por los patricios de la gran metrópoli de la antigüedad. Siglos de presencia romana dejaron una gran cantidad de restos arqueológicos diseminados por toda la zona, destacando, obviamente, la propia Pollentia, excavada sólo en parte.

Pero ya antes de los romanos hubo mucha presencia humana en la zona. La necrópolis de Son Real, llamada también el Cementerio de los Fenicios, es un yacimiento único en el Mediterráneo, por la cantidad de enterramientos, su estado de conservación, y la información que proporcionaron. Se halla junto a la playa, en la finca de Son Real, que es una visita obligada para conocer la historia y costumbres de esta parte de Mallorca.

Muy cerca de allí está el Parque Natural de la Península de Levante, un entorno natural con gran cantidad de flora y fauna autóctonas, que podremos recorrer a pie o en bicicleta, y que incluye también varias playas y calas

En esta misma comarca (Capdepera y Artá) podemos encontrar un buen número de edificios singulares, como el castillo de Capdepera, y antiguas torres de vigía y defensa. Muy cerca de aquí tenemos Cala Mesquida, un núcleo turístico de primer nivel con todas las comodidades para disfrutar de nuestra estancia en la isla, pero al mismo tiempo muy cerca de lugares recónditos y tranquilos.

En unas decenas de kilómetros el norte de Mallorca puede ofrecer una gran variedad de experiencias a todo tipo de visitante

Desde el turista joven o familiar hasta el de más alto nivel adquisitivo; el que busca el sol y playas de arena fina o el amante de la naturaleza y la tranquilidad; el que quiere descubrir la historia y tradiciones de su destino vacacional o el que busca fiesta y diversión. Nadie queda decepcionado visitando esta parte de la isla.

Descubre las calas y playas de la zona norte de Mallorca