Saltar al contenido

Calas y playas de Mallorca

calas de Mallorca

Calas y playas de Mallorca; descúbrelas, vívelas, siéntelas…

Mallorca tiene 555 Km de costa en donde hay más de 250 calas y playas

A lo largo de la misma podemos encontrar centenares de calas y playas de todos los tamaños: desde extensos arenales de varios kilómetros de longitud hasta recónditas calas de apenas unos metros de anchura. La costa de Mallorca puede proporcionar la experiencia que busque cualquier visitante.

Varios complejos turísticos han crecido en diferentes puntos de la costa

Proporcionando a los turistas todas las comodidades posibles en cuanto a seguridad, confort, oferta de ocio… Pero también es posible encontrar a pocos kilómetros playas recónditas y solitarias, prácticamente desconocidas, donde disfrutar de la tranquilidad.

Lo que es común a todas ellas es el disfrute de las aguas habitualmente tranquilas del Mediterráneo

Y de un clima apacible con muchos días de sol al año. Ese sol que combinado con el mar de Mallorca crea una luz única en el mundo y que durante décadas ha atraído a pintores de todo el mundo para tratar de capturarla.

vista desde el aire de Cala d'Or
Vista desde el aire de Cala d’Or. De izquierda a derecha tenemos; la Marina de Cala d’Or, la playa de Cala d’Or o Caló de ses Dones, Cala Gran y al fondo, a lo último, Cala Esmeralda.

Sus aguas, navegadas desde la más remota antigüedad, aún albergan secretos por descubrir

Cientos, sino miles, de barcos terminaron en el fondo de estas aguas, víctimas de tormentas o de piratas, antes de alcanzar el refugio que proporcionan los muchos puertos naturales repartidos por toda la costa de Mallorca.

Fenicios, griegos, cartagineses, romanos, vándalos, bizantinos, árabes, cristianos, otomanos…

Durante siglos las costas de Mallorca fueron punto de parada y comercio para todas las civilizaciones del Mediterráneo. Y también campo de batalla. Piratas que establecieron aquí sus bases. Piratas que atacaban los pueblos costeros en busca de botín y esclavos. Imperios de Europa, Asia y África que desembarcaron en calas y playas de todo el litoral de Mallorca en sus luchas de poder. Toda la costa de Mallorca está salpicada de momentos históricos, muchos de los cuales han dejado vestigios que también podremos visitar.

Playas y calas llenas de historia, de encanto…

Para relajarse o para divertirse; para practicar deporte o para tumbarse tranquilamente bajo el magnífico sol de Mallorca. Todo eso y mucho más podrás conocer en Mallorqueando, pero lo importante es que lo descubras y experimentes por ti mismo. ¿Mallorqueamos?

Calas y playas de la costa norte

El norte de Mallorca está dominado por las bahías de Pollensa y de Alcudia

En la primera, en la península de Formentor, se puede decir que nació el turismo internacional de la isla, con el histórico Hotel Formentor. Al otro lado de la península del Cap des Pinar, ya en la bahía de Alcudia, se suceden los arenales de Playa de Alcudia, Playa de Muro y Can Picafort, playas semiurbanas con todos los servicios. Pero a continuación encontramos Son Serra de Marina, un gran arenal virgen, y las pequeñas calas del Parque Natural de la Península de Levante. Aquí podemos disfrutar de una naturaleza prácticamente intacta.

Ver más calas y playas de la costa norte

Calas y playas de la costa este

El levante de Mallorca tiene una orografía donde abundan pequeñas calas, tanto de arena como de rocas, junto con algunos arenales

Aquí encontramos núcleos turísticos modernos como Cala Ratjada o Cala Millor, y también uno de los más antiguos de Mallorca con un carácter muy particular: Cala d’Or. Aguas limpias y transparentes, y habitualmente tranquilas, hacen que este destino sea muy apetecible para las familias. Para los aventureros, los espectaculares acantilados y caprichosas formaciones rocosas pondrán a prueba su habilidad con la escalada y el psicobloc. Y no podemos olvidar las grandes bellezas subterráneas: las mundialmente famosas Cuevas del Drach, además de las Cuevas de Artá y dels Hams.

Ver más calas y playas de la costa este

Calas y playas de la costa sur

Protegidos de la Tramuntana y de otros vientos fuertes, en el sur de Mallorca dominan los grandes arenales de aguas calmadas, principalmente en la bahía de Palma

Can Pastilla y s’Arenal son varios kilómetros de fina arena junto a núcleos turísticos con todas las comodidades. Santa Ponsa, Magaluf y Camp de Mar son otras playas semiurbanas para disfrutar en familia. Hacia el este encontramos playas menos concurridas, como Sa Ràpita, y la última gran playa virgen de Mallorca: Es Trenc. También es un destino de ocio, diversión y compras, sin olvidar los monumentos que alberga la capital, como la Catedral y el Castillo de Bellver.

Ver más calas y playas de la costa sur

Calas y playas de la Sierra de Tramuntana

Allí donde las laderas de la Sierra de Tramuntana se hunden en el mar encontramos pequeñas calas de rocas y cantos rodados de aguas frescas y cristalinas

Desde Sant Elm, al sur, hasta la península de Formentor al norte, pasando por lugares tan emblemáticos como el puerto de Valldemossa o s’Estaca, podemos relajarnos en estas aguas al tiempo que admiramos los espectaculares paisajes de montaña. Y luego, podemos descubrir en sus laderas y valles pueblos de ensueño como Valldemossa o Deià, descubriendo en sus calles empedradas la historia y tradiciones de la isla.

Ver más calas y playas de la Sierra de Tramuntana