Saltar al contenido

Tumbonas plegables

Cuando llega el buen tiempo pocas cosas hay más apetecibles que tumbarnos a la bartola a relajarnos mientras disfrutamos del sol y de una suave brisa. ¿Ya tienes preparada tu tumbona para los días de playa, o necesitas algunas ideas?

Por qué comprar una tumbona plegable de playa

Incluso la playa de arena más fina y cálida termina siendo incómoda para nuestra espalda, por no hablar de la arena que se nos va a meter por todas partes .No digamos ya si se trata de una cala de roca o grava, donde con suerte habrá una superficie lisa de roca o cemento donde tender la toalla. No es lo más cómodo, ¿verdad?

Con una buena tumbona podremos asegurarnos de que el rato que estemos tumbados al sol sea cómodo y relajante

También evitaremos tener que tumbarnos sobre una toalla húmeda y llena de arena. Y de paso podremos usar la tumbona para guardar bajo su sombra nuestra comida y bebida.

Pero antes de elegir qué tumbona plegable vamos a comprar debemos tener en cuenta varias cosas.    

Materiales

El tipo de material y su calidad, tanto de la estructura como del asiento, afectará a la durabilidad de nuestra tumbona plegable, o su peso (importante para cargar con ella hasta la playa) y a la comodidad que nos proporcione.

El material más habitual para el armazón es el aluminio

Ligero y suficientemente resistente, aunque habrá que comprobar que no sean tubos demasiado delgados.

El acero ofrece mayor resistencia

Pero a cambio suele ser más pesado

Finalmente tenemos la opción de  la madera

Donde hay una gran cantidad de tipos y grosores. Deberemos optar por aquellas maderas más resistentes y que hayan recibido un tratamiento con barnices protectores.

Los materiales típicos para el asiento y el respaldo son la lona, el poliéster o fibras sintéticas

Lo ideal es que sean tejidos impermeables y que permitan la ventilación.

Dimensiones

Para una tumbona lo ideal es que podamos estirarnos completamente sobre ella

Pero eso las hace más grandes, pesadas y difíciles de transportar que las sillas de playa. Algunas algo más pequeñas nos permiten reclinarnos en una posición cómoda dejando los pies sobre la arena.

Deberemos tener en cuenta también la altura sobre el suelo

Para una persona con problemas de movilidad una tumbona muy baja será un problema a la hora de sentarse y de incorporarse.

También deberemos valorar si queremos parasol o no

Esto añadirá algo de peso a la tumbona pero nos proporcionará un confort adicional al poder prescindir de gorras o sombreros.

Consejos para elegir tu tumbona plegable ideal

La mejor tumbona plegable será la que se adapte mejor nuestro cuerpo y al lugar donde vayamos a usarla

Si las playas a las que acudamos normalmente tienen aparcamiento cercano el peso no será un problema. Podremos optar por una tumbona más grande, con parasol, y con estructura más resistente. Si tenemos que caminar mucho habrá que considerar el peso. En todo caso deberemos prestar atención a si cuenta con asas para facilitar su transporte.

Si además de tumbarnos a tomar el sol y descansar vamos a querer estar simplemente sentados comiendo o disfrutando de las vistas

Debemos asegurarnos de que cuente con varias posiciones y que sean fáciles de cambiar y de forma segura.

Para niños será más práctica una tumbona baja

Lo mismo si no tenemos problemas para sentarnos y levantarnos, y así podremos optar por una tumbona algo más pequeña y ligera. Si va a utilizar una persona con problemas de movilidad será más conveniente que tenga mayor altura sobre el suelo.

Las mejores tumbonas plegables

Songmics, tumbona plegable con parasol y reposacabezas

Esta tumbona de la marca Songmics tiene una resistente estructura de acero y soportes antivuelco en las patas. Cuenta con reposacabezas y parasol plegable. Y todo ello con apenas 5 Kg de peso.

La tela es tejido Oxford de poliéster recubierto de PVC, lo que le da flexibilidad, una buena ventilación y además lo hace impermeable.

Aktive Beach, tumbona plegable con parasol

La firma Aktive nos trae esta tumbona ligera con estructura de aluminio y topes antideslizantes. Con menos de 5 Kg de peso, reducidas dimensiones cuando se pliega y unas prácticas asas, es perfecta para la playa.

El tejido, resistente y bien cosido, es textilene, que resulta fresco y además es impermeable. Cuenta con un parasol ajustable y el respaldo puede fijarse en tres posiciones, hasta completamente horizontal.

Outsunny, tumbona plegable con reposa cabezas

Esta tumbona de Outsunny cuenta con una resistente estructura de acero y su asiento es de tejido Oxford revestido de PVC, para una mejor ventilación al tiempo que es impermeable. El cojín está relleno de esponja para mayor comodidad, y al mismo tiempo ser lavable.

Puede abatirse totalmente hasta ponerse en horizontal, y plegada ocupa poco espacio, sólo se echan de menos unas asas para facilitar el transporte, pero con sólo 5 Kg de peso es perfectamente apta para acompañarnos a nuestra playa favorita.

Ultranatura Nizza, tumbona plegable con ruedas, reposacabezas y parasol

La marca Ultranatura nos propone un curioso híbrido de tumbona y carrito de transporte. La Nizza está fabricada en aluminio y tela impermeable. Puede abatirse hasta ponerse en horizontal, aunque con los pies descansando sobre la arena. Incorpora además un parasol y reposacabezas.

Plegada podemos utilizarla como carrito gracias a sus dos grandes ruedas. De este modo nos facilitará el transporte de nuestros enseres hasta la playa. Puede cargar con hasta 20 Kg de peso.

Festnight, tumbona plegable de madera con reposacabezas

Para ir a la playa con estilo pocas cosas mejores que una tumbona de madera como esta de Festnight. Está fabricada en madera de eucalipto y con tela lavable e impermeable.

Aunque es ligera, su principal inconveniente es la longitud incluso estando plegada, por lo que se necesita un buen maletero para transportarla. Pero si nos alojamos cerca de la playa es una buena opción que nos servirá tanto en la playa como en nuestro alojamiento.

Descubre más modelos de tumbonas plegables

Ver más tumbonas plegables en Amazon