Saltar al contenido

Cala Deià

Cala Deià; recóndita cala en plena Sierra de Tramuntana

Servicios y características

Entorno residencial bajo
Ocupación alta
Parada de bus a 3 Km
Ideal para fondear
Acceso en coche
Parking de pago
Psicobloc
L: 70 m / A: 6 m
Restaurantes
Ideal para bucear

Descripción

Cala Deià es una recóndita cala situada en el noroeste de Mallorca, en la Sierra de Tramuntana, a los pies del pueblo del mismo nombre. Se trata de una cala pequeña de guijarros, rocas y cantos rodados de unos 70 m de longitud y apenas 6 de anchura. No es muy cómoda para tumbarse a tomar el sol, pero sus aguas de color verde turquesa son espectacularmente limpias y cristalinas, y el entorno es de una gran belleza.

La cala forma un semicírculo encajado entre acantilados coronados de pino y monte bajo. Cala Deià es la desembocadura del Torrent Major, que recoge el agua de otros pequeños torrentes. En época de lluvias podremos ver el caudal del torrente vertiendo agua a la cala, pero no forma cascadas como en cala Banyalbufar o cala Estellencs.

No es una playa recomendada para ir en familia, ya que no existe servicio de socorristas, y al ser de rocas y guijarros no será del agrado de la mayoría de niños.

Como otras calas de la Sierra de Tramuntana, desde antiguo fue usada como refugio para pescadores, y en uno de sus extremos hay un pequeño varadero y casetas donde los pescadores guardaban sus aparejos y herramientas.

A pesar de que el acceso no es particularmente cómodo, hay un pequeño aparcamiento de pago cerca de la cala, pero en general habrá que ir a pie desde el pueblo de Deià. En los meses de verano puede estar muy concurrida.

Deià es un pueblo muy conocido en el extranjero, y es apodado frecuentemente “el pueblo de los pintores” o “el pueblo de los artistas”, por la gran cantidad de pintores que han inmortalizado la peculiar luz del Mediterráneo en esta parte de Mallorca. Cuando Carlos de Gales visitó Mallorca por primera vez en 1986 destacó que en ningún lugar del mundo había visto una luz como la de Mallorca.

Antes de esta visita, Deià ya era muy popular entre los británicos por haber fijado allí su residencia el célebre poeta y novelista Robert Graves, autor entre otras de la famosísima Yo, Claudio. Desde entonces muchos han sido los famosos que se han alojado en este pintoresco pueblo y bañado en las aguas de Cala Deià. En la iglesia de Deià celebró su boda Carolina Corr, una de las integrantes del famoso cuarteto The Corrs.

Aunque es posible el fondeo en la cala se desaconseja, ya que existen algunas rocas cerca de la superficie, y si sopla viento del norte o del noroeste la cala es azotada por estos y no resulta segura.

En los acantilados que circundan Cala Deià hay varias grutas accesibles sólo desde el mar que la convierten también en un destino muy apetecible para la práctica del buceo.

Cala Deia mapa Mallorca point

Cómo llegar a Cala Deià

Abrir ruta en GPS

Deià se encuentra a 30 Km de Palma. Para llegar allí deberemos tomar la carretera Ma-1110 hasta Valldemossa, y a partir de ahí seguiremos la Ma-10, que recorre toda la Sierra de Tramuntana, en dirección a Deià. De Valldemossa a Deià hay unos 10 Km. Si estamos haciendo un recorrido por la Sierra, Deià se encuentra a sólo 12 Km de Sóller, otro de los pueblos importantes de la Sierra de Tramuntana. De hecho es muy habitual visitar estos tres pintorescos pueblos, Valldemossa, Deià y Sóller, en el mismo día.

El acceso en coche a Cala Deià desde el pueblo está a 2,1 Km saliendo en dirección a Sóller. El desvío a la izquierda (a la derecha si venimos desde Sóller) está adecuadamente señalizado. Pero como hemos dicho, el parking cercano a Cala Deià es muy pequeño (y de pago) y si no se llega pronto por la mañana lo encontraremos abarrotado. Lo mejor es aparcar en alguno de los dos aparcamientos públicos que hay en el propio pueblo y seguir las indicaciones para bajar a pie hasta la cala. El acceso lo podremos realizar por la misma carretera, o por los antiguos caminos empedrados Des Ribassos o De Sa Vinyeta. El acceso a la cala no está adaptado para personas con silla de ruedas o movilidad reducida.

Para ir hasta Deià en transporte público tenemos la línea 210, que une Palma con el Puerto de Sóller, y que tiene parada en Deià. Desde la parada hasta la cala hay casi 3 Km, unos 30 minutos de paseo.

Servicios

Por su naturaleza y pequeño tamaño Cala Deià no cuenta con servicios de alquiler de tumbonas o sombrillas, ni duchas, ni tampoco servicio de socorristas. Podremos utilizar los baños de los restaurantes ubicados en la cala, que además cuentan con un pequeño botiquín para los primeros auxilios más básicos.

Uno de los restaurantes se encuentra ubicado en uno de los extremos de Cala Deià, construido sobre un saliente de rocas. Ofrece platos típicos mallorquines y comida sencilla, habitual de día de playa. El otro, unos metros más arriba y más exclusivo, es un excelente mirador sobre esta hermosa parte del Mediterráneo, y podremos disfrutar de platos más refinados, especialmente pescado fresco y mariscos.

Actividades

Las limpias y cristalinas aguas de Cala Deià son perfectas para refrescarse. Para tumbarnos a tomar el sol deberemos buscar un lugar cómodo. En los extremos de la cala es más fácil encontrar zonas planas con pocos guijarros, pero para eso deberemos llegar pronto.

Esa misma limpieza de las aguas hacen que Cala Deià sea perfecta para la práctica del buceo, tanto con bombonas como en apnea. Hay varias grutas accesibles sólo a nado que ofrecen una magnífica experiencia para los aficionados a estos deportes.

Si somos practicantes de la escalada libre, los acantilados que rodean Cala Deià tienen puntos muy buenos donde practicar el psicobloc.

Si lo que buscamos son actividades físicas pero más tranquilas, el entorno de Cala Deià nos ofrece magníficos parajes donde practicar el senderismo, amén de ser punto de paso de distintas rutas excursionistas.

Deià es punto de partida de una de las etapas de la Ruta de Pedra en Sec (GR-221), hasta Sóller. Siguiendo la costa hay una ruta que nos lleva hasta la cala de Llucalcari. Esa misma ruta se puede prolongar hasta el Puerto de Sóller, paralela a la ruta GR-221.

Alojamiento

A pesar de ser un pueblo pequeño (poco más de 600 habitantes), Deià cuenta con una oferta razonable de alojamiento de todas las categorías: desde hostales de una estrella hasta hoteles de cuatro y cinco. Si queremos disfrutar aún más de la tranquilidad y la naturaleza también hay fincas rurales donde alojarse.

 

Descubre más calas y playas