Saltar al contenido

Cala Banyalbufar

Bella cala entre acantilados

Servicios y características
Entorno residencial bajo
Ocupación media
Acceso en coche
Parking gratuito
Parada de bus a 500 m
Longitud 70 m / anchura 15 m
Descripción

Cala Banyalbufar es una pequeña cala de piedra y rocas situada en el pueblo homónimo, en plena Sierra de la Tramuntana. La cala es muy abierta, de unos 70 m de longitud, pero estrecha, apenas unos 15 m, y situada a los pies de un acantilado. El reflejo del sol en las paredes verticales proporciona a Cala Banyalbufar esa tonalidad única en el mundo común a las calas del norte de Mallorca.

En medio de la cala hay una pequeña cascada que sirve de ducha natural, y es el único “servicio” con el que se cuenta. El acantilado se ha ido reforzando con malla metálica y pilares de hormigón para evitar desprendimientos. De hecho el acceso a la cala se cierra durante los meses de invierno, cuando las tormentas y temporales provocan en ocasiones desprendimientos de grandes rocas.

Es recomendable utilizar sandalias tanto fuera como dentro del agua, ya que las rocas presentan bordes afilados. El fondo es irregular, alternando áreas de poca profundidad con zonas donde de repente se pierde el pie. En caso de acudir con niños hay que extremar la vigilancia ya que no hay servicio de socorrista.

A pesar de las incomodidades, el paraje es de una belleza incomparable. A la especial tonalidad del color del agua contribuye su limpieza prístina. Lo relativamente aislado del pueblo, y que las calas de rocas no son tan populares como las de arena, hacen que Cala Banyalbufar sea un lugar ideal para relajarse a salvo de aglomeraciones.

En el extremo derecho de la cala hay un pequeño embarcadero para embarcaciones de muy poco calado, pero en general no se recomienda el fondeo, ya que la cala es muy abierta y está expuesta a vientos y corrientes.

También hay varias grutas naturales que se adentran en el acantilado, una de ellas totalmente sumergida.

cala banyalbufar mapa mallorca point

Cómo llegar a Cala Banyalbufar

Abrir ruta en GPS

Banyalbufar se encuentra a unos 30 Km de Palma, pero el trayecto dura unos 45 minutos debido a que gran parte del itinerario transcurre por carretera de montaña.

Desde Palma tomaremos la Ma-1110 en dirección a Valldemossa. Después de pasar el campus de la UIB llegaremos a una rotonda donde tomaremos la salida hacia la Ma-1120 en dirección a Esporles. Cruzamos Esporles siguiendo ya las indicaciones en dirección a Banyalbufar. A unos 4 Km llegaremos a un cruce donde seguiremos por la Ma-10 (que recorre toda la Sierra de Tramuntana) en dirección a Banyalbufar, que nos queda a unos 7 Km.

Durante el itinerario podremos disfrutar de los espectaculares paisajes de la Sierra de Tramuntana, y cuando lleguemos al lado que mira al mar podremos contemplar los acantilados poblados de pinos aventureros que se hunden en el Mediterráneo. También podremos recrearnos en la particular orografía de Banyalbufar, “el pueblo de los bancales”, cuyo paisaje lleva siendo modelado por el ser humano desde hace miles de años.

Al llegar a Banyalbufar el acceso a la cala está adecuadamente señalado. Hay un parking bastante amplio justo arriba de la misma. El acceso a la cala es a través de una escalera de piedra, por lo que no es fácilmente accesible a personas con movilidad reducida.

Para llegar a Banyalbufar en transporte público podemos tomar la línea 200, que sale del centro de Palma y llega hasta Estellencs. La parada se encuentra a unos 500m de la cala.

Servicios

Como ya hemos dicho, la cala no cuenta con absolutamente ningún servicio, se mantiene virgen. Los únicos trabajos que se han realizado en la misma son la construcción de la propia escalera de acceso, el pequeño embarcadero en el extremo derecho de la cala, y las obras de refuerzo del talud para evitar el desplome del acantilado.

Actividades

En Cala Banyalbufar no hay instalaciones deportivas ni para alquiler de equipamiento, lo que necesitemos tendremos que traerlo con nosotros.

La principal actividad sin duda será bañarse en sus frescas y transparentes aguas, y tomar el sol sobre las rocas, como las lagartijas. Incluso en temporada alta la afluencia de visitantes es media, por lo que es un lugar ideal para disfrutar de la tranquilidad.

La transparencia de sus aguas invitan a la práctica del snorkel, para disfrutar más de cerca de los abruptos y cambiantes fondos de Cala Banyalbufar. Como ya hemos dicho, hay varias grutas en el acantilado, una de las cuales está completamente sumergida. Es una fantástica ocasión de practicar el buceo.

Por su situación en la Sierra de Tramuntana, Banyalbufar es punto de origen, o al menos de paso, de muchas rutas senderistas. La proximidad de Cala Banyalbufar al propio pueblo facilita el poder darse un buen chapuzón al final de una jornada de excursionismo, o como refrescante descanso antes de emprender otra etapa en una ruta más larga.

A unos 2 Km de Banyalbufar, en la carretera hacia Estellencs, se encuentra la Torre den Verger, también llamada Torre (o Mirador) de ses Ànimes. Se trata de una antigua torre de vigía construida en 1579 y que actualmente se halla parcialmente destruida por el impacto de un rayo. A pesar de eso la construcción es estable y constituye uno de los miradores más espectaculares de toda la Sierra de Tramuntana. Aunque el acceso es cómodo es conveniente realizarlo con precaución.

Finalmente, el pueblo es un lugar tranquilo y agradable donde pasear, y tiene varios restaurantes donde saborear tanto comida mallorquina como internacional. Y no hay que dejar de pasar la ocasión de probar la malvasía, un vino autóctono elaborado con las uvas cultivadas en los bancales que rodean el pueblo.

Alojamiento

Banyalbufar cuenta con una variada oferta de alojamientos: hoteles, agroturismos, hoteles boutique y alquileres vacacionales. Para el turismo de naturaleza y escapar de las aglomeraciones de los grandes núcleos turísticos sin duda es un lugar más que recomendable.

 

Descubre todas las calas y playas