Saltar al contenido

Cala Molins

Cala Molins, Cala San Vicente
Servicios y características
Entorno residencial
Ocupación alta
WC
Socorrista
Alquiler kayaks / velomares
Acceso en coche
Longitud 50 m / anchura 40 m
Restaurantes
Alquiler hamacas/sombrillas
Duchas
Parada de bus
Parking gratuito
Chiringuitos
Ideal para ir en familia
Papeleras
Descripción

Cala Molins es una pequeña playa de arena enclavada en Cala San Vicente, un pequeño núcleo en la costa de Pollensa, en el norte de Mallorca. Se trata de una playa de arena fina y blanca de 50 m de longitud y unos 40 de ancho flanqueada por su izquierda por la Punta de la Torre, que la separa de Cala Clara, y por su derecha por un pequeño acantilado que la separa de Cala Carbó.

El entorno está muy urbanizado, con hoteles y residencias, pero cuando nos encontramos en la playa su presencia no resulta agobiante. Hay un pequeño paseo que recorre la playa e instalaciones deportivas y de servicios.

Las facilidades de acceso y que la playa se adentra en una suave pendiente la hace perfecta tanto para pasar un día en familia como para personas con movilidad reducida. Cerca de los laterales de la playa la arena deja paso a rocas que puede estar afiladas, es recomendable usar sandalias para adentrarse mucho. Esa misma facilidad de acceso provoca que la playa pueda llegar a estar masificada en los meses de verano.

Como en muchas playas del norte, y concretamente las de los alrededores de Cala San Vicente, es frecuente la presencia de medusas, sobre todo cerca de las zonas de rocas, por lo que hay que prestar atención a su posible presencia. También hay que vigilar la presencia de erizos ocultos en la arena.

cala molins mapa Mallorca point

Cómo llegar a Cala Molins

Abrir ruta en GPS

La ruta hasta Cala San Vicente y Cala Molins es muy sencilla. Si nos encontramos en Palma o en la zona sur de Mallorca tomaremos la autopista Ma-13 hasta la salida 40. En la rotonda tomaremos la tercera salida, por la Ma-2200 en dirección a Pollensa. No abandonaremos esta carretera hasta llegar a la rotonda que enlaza con la carretera hacia Puerto de Pollensa. Nos mantendremos en la Ma-2200 hasta llegar a un cruce a 1,5 Km de Pollensa, donde giraremos a la izquierda por la Ma-2203, en dirección a Cala San Vicente.

Desde la zona norte deberemos seguir la carretera Ma-12, que une Artá con Puerto de Pollensa, pasando por Can Picafort, Playa de Muro, y Puerto de Alcudia. Siguiendo la señalización hasta Alcudia enlazaremos luego con la Ma-2220 que recorre la bahía de Pollensa hasta Puerto de Pollensa. En la rotonda tomaremos por la tercera salida para seguir la Ma-2220, hasta que lleguemos a una rotonda con una estructura de un hidroavión. Luego tomaremos la cuarta salida para seguir la Ma-2200, en dirección a Pollensa. A los 3,6 Km llegaremos al cruce de Cala San Vicente, donde giraremos a la derecha, por la Ma-2203, que ya nos deja en Cala San Vicente.

Una vez en Cala San Vicente seguimos recto por la avenida del Cavall Bernat hasta el final, donde giraremos a la derecha por la calle de Cala Clara. La seguimos de nuevo hasta el final y luego giraremos a la izquierda por la calle del Temporal, que recorre toda la Punta de la Torre. A nuestra izquierda podremos ver Cala Barques y Cala Clara. En el extremo de la Punta de la Torre, donde se encontraba la antigua torre de defensa medieval, la calle gira a la derecha y se convierte en la calle de Cala Molins. Cerca de la playa hay un pequeño aparcamiento, pero si está lleno no habrá problemas para aparcar en alguna calle cercana.

Si queremos llegar a Cala Molins en transporte público disponemos de varias opciones según desde donde salgamos. La parada de bus se encuentra en la calle del Temporal. Deberemos seguir a pie unos 300 m hasta llegar a la playa.

Desde Palma podemos tomar la línea 340, hasta Puerto de Pollensa, que tiene parada en Cala San Vicente. Si ya nos encontramos en el municipio de Pollensa, la línea que une Pollensa con el Puerto, la 345, también nos acerca a Cala San Vicente. En los meses de verano la línea 355 que conecta Can Picafort con Sa Calobra, y pasa por, entre otros sitios, Playa de Muro, Puerto de Alcudia, Alcudia y Pollensa, también hace parada en Cala San Vicente.

También es posible llegar en bicicleta. Varias rutas cicloturísticas pasan cerca de Cala San Vicente, y junto al acceso a Cala Barques hay una zona donde podemos dejar aparcadas nuestras bicicletas. De hecho es frecuente encontrar grupos más o menos numerosos de ciclistas en esta zona.

El acceso en barco a Cala Molins es posible pero se desaconseja. Los vientos y corrientes dominantes recomiendan que se entre en la cala sólo con buen tiempo. El fondo es de arena con unos 3 m de profundidad a 300 m. Esto nos deja en una zona demasiado expuesta por lo que no es recomendable el fondeo durante mucho tiempo.

Servicios

A pesar de su pequeño tamaño Cala Molins está dotada de todos los servicios que podamos necesitar para hacer más confortable nuestro día de playa.

En los meses de verano cuenta con servicio de socorristas. También cuenta con duchas, baños y vestidores. Si no llevamos nuestra sombrilla y sillas en la misma playa podremos alquilar sombrillas y tumbonas.

Para refrescarnos, tomar un tentempié o incluso comer contamos con un pequeño chiringuito a pie de playa, de precios moderados teniendo en cuenta la ubicación.

También hay alquiler de equipamiento deportivo diverso: paddle surf, canoas, snorkel…

Actividades

Cala Molins nos ofrece un buen abanico de actividades para pasar un día de playa de lo más completo. Aunque la zona de arena se quede pequeña si hay mucha gente, al ser una playa con una suave pendiente los visitantes pueden estar muy espaciados en el agua, donde podremos nadar cómodamente. Si somos aficionados al snorkel las aguas claras de Cala Molins son perfectas para nosotros. Podremos buscar bancos de peces de colores, y si nos acercamos a la zona de rocas podremos disfrutar de una fauna marina de lo más variada.

También es una muy buena zona donde practicar el buceo. De hecho se la compara con las playas del caribe por su fondo arenoso de arena fina y blanca y aguas azules. Hay varias empresas que organizan salidas desde esta cala, sobre todo como iniciación. En los acantilados cercanos hay unos 7 m de profundidad, y entre sus rocas podremos encontrar una gran variedad de peces. Hay incluso un pequeño túnel que comunica con la vecina Cala Carbó.

Como hemos dicho también se pueden alquilar piraguas y velomares, para recorrer a nuestro aire Cala Molins, pero también se pueden contratar salidas organizadas para visitar las calas cercanas.

Saliendo del entorno urbanizado de Cala Molins tenemos varias rutas senderistas. Una de ellas nos lleva incluso hasta el Puerto de Pollensa por el coll de Síller. Desde las cercanas Cala Carbó y Cala Barques tenemos más opciones aún para conocer los alrededores de esta zona.

Tampoco deberiamos dejar de visitar la necrópolis de l’Alzinaret, que se halla junto a la entrada de Cala San Vicente. Se trata de un conjunto de cuevas artificiales del periodo pretalayótico (datadas aproximadamente en el año 1600 aC), que sirvieron tanto de enterramiento como de vivienda. Su visita nos transporta a la prehistoria de un entorno que lleva miles de años habitado por el ser humano.

Si somos aficionados al cicloturismo son muchas las rutas que parten de Cala Molins, o al menos tienen aquí un punto de parada. Las carreteras de la zona son razonablemente cómodas para recorrerlas en bicicleta, y muchas cuentan con carril bici.

Por último, Cala Molins nos ofrece una gran oferta gastronómica de cocina típica mallorquina, pero también mediterránea e internacional. Lo que no tenemos es una gran zona de compras, pero a pocos kilómetros tenemos Pollensa y Puerto de Pollensa, donde podremos visitar varias tiendas de artesanía, y sus mercados tradicionales (domingos y miércoles, respectivamente).

Alojamiento

La oferta de alojamiento en Cala Molins es bastante variada. Pegado a la propia playa tenemos un hotel de cuatro estrellas, y en las cercanías tenemos otros, de dos, cuatro y hasta cinco estrellas.

También podremos encontrar apartamentos turísticos, chalets y villas de alquiler vacacional, e incluso algunos bed&breakfast.

Descubre más calas y playas